Menú de Navegación

Días 6 y 7.

Universidades,  y Teología

Escolástica - Camino de Santiago.

Campamento Interparroquial
¡Qué locura! Llevamos dos dÍas de locos, loquísimos y claro se ha acumulado el trabajo. Una lástima, no damos a basto para curar todas las cabezas rotas, caminatas, disfrazarnos, arreglar ventanas, comer, dormir… DÍa 6 Nuestros monitores currantes llegan de refuerzo para que el ritmo del campamento “no pare no”. Además unos extraños repartidores de Deliveroo y Glovo que se escaquearon un ratito. La cámara acuática triunfó, eso está claro… pero milagros no hace, ya lo sentimos. Día 7 Después de coger fuerzas en misa, durante el dÍa del Señor, hemos emprendido la marcha al pueblo para encontrarnos  con los mayores que llevaban la delantera. Allí hemos  jugado y disfrutado de una agradable mañana con los lugareños de Sevilla. Pero no tenían acento ¡Qué raro! Aaaaah que es Sevilla la Nueva… Nada, nada las neuronas que ya las llevamos fundidas. Un menú apto sólo para valientes: · Paella de hígado de niño · Gazpacho de calcetines sucios · Tarta de queso con lo que ha sobrado de calcetines Y para terminar, la velada más mágica de todas, la velada de adoración. La oportunidad de que el Señor toque nuestros corazones y el culmen de este día que nos hace a todos una gran familia en la fe.
Inicio Información Jóvenes Matrimonios Cristianos Fechas de interés Noticias Galería Contacto Campamento Interparroquial

Días 6 y 7.

Universidades,  y Teología Escolástica - Camino de Santiago.

¡Qué locura! Llevamos dos días de locos, loquísimos y claro se ha acumulado el trabajo. Una lástima, no  damos a basto para curar todas las cabezas rotas, caminatas, disfrazarnos, arreglar ventanas, comer,  dormir…  DÍa 6 Nuestros monitores currantes llegan de refuerzo para que el ritmo del campamento “no pare no”. Además unos extraños repartidores de Deliveroo y Glovo que se escaquearon un ratito. La cámara acuática triunfó, eso está claro… pero milagros no hace, ya lo sentimos. Día 7 Después de coger fuerzas en misa, durante el día del Señor, hemos emprendido la marcha al pueblo   para encontrarnos con los mayores que llevaban la delantera. Allí hemos jugado y disfrutado de  una agradable mañana con los lugareños de Sevilla. Pero no tenían acento ¡Qué raro! Aaaaah que es  Sevilla la Nueva… Nada, nada las neuronas que ya las llevamos fundidas.  Un menú apto sólo para valientes: · Paella de hígado de niño · Gazpacho de calcetines sucios · Tarta de queso con lo que ha sobrado de calcetines Y para terminar, la velada más mágica de todas, la velada de adoración. La oportunidad de que el Señor toque nuestros corazones y el culmen de este día que nos hace a todos una gran familia en la fe.